Aporte de las clases de Literatura

Cómo la lectura estimula
tu cerebro
Reading_8fdeaec63c
¿Cuál es el valor de una clase de literatura? ¿Podrías leer en tu tiempo libre y obtener los mismos beneficios? En una reciente colaboración interdisciplinaria entre Natalie Phillips, una profesora adjunta de inglés, y neurobiólogos de Stanford, los investigadores utilizaron una novela clásica de Jane Austen,Mansfield Park,  para investigar cómo el tipo de lectura crítica que se enseña en la mayoría de las clases de lengua y literatura puede alterar los patrones de activación cerebral.
Lectura informal vs. lectura crítica
Como estudiosa de la literatura desde hace mucho tiempo, Phillips siempre había estado interesada en la manera en que la lectura literaria podría moldear la visión del mundo que tiene la gente. Al menos la evidencia anecdótica parecía indicar que, en comparación con la lectura informal, el tipo de análisis crítico de textos que se enseña en las aulas agudizaba la atención.

Para probar esta teoría, Phillips e investigadores del Stanford Center for Cognitive and Neurobiological Imaging [Centro Stanford de Imagenología Cognitiva y Neurobiológica] utilizaron una máquina de resonancia magnética funcional para escanear el cerebro de 18 participantes mientras leían un capítulo de la novela de Austen, Mansfield Park. En primer lugar, se les pidió a los participantes que leyeran el capítulo de manera informal, como lo harían si lo estuvieran leyendo por diversión. Luego se les pidió que hicieran una lectura detallada, que es un término que comúnmente se usa para describir el tipo de escrutinio de los detalles y las formas que se requiere para analizar textos en un curso literario. Para asegurarse de que los participantes pudieran alternar satisfactoriamente entre estos dos modos de lectura, todos los participantes seleccionados estaban cursando estudios de literatura a nivel de doctorado.

Los investigadores observaron un cambio significativo en los patrones de actividad cerebral cuando los estudiantes de doctorado pasaron de la lectura informal a la lectura crítica. La lectura crítica aumentó el flujo de sangre a través del cerebro en general, y específicamente hacia la corteza prefrontal.

La función ejecutiva y el cerebro
Se sabe que la corteza prefrontal desempeña un rol importante en la función ejecutiva, que hace referencia a un conjunto de procesos cognitivos de orden superior que administran la forma en la que las personas dividen su atención y coordinan actividades complejas. Phillips y su equipo postulan que la función ejecutiva puede ayudar a explicar los cambios observados en los cerebros de los participantes.

Este campo de la “neurociencia literaria” es nuevo y Phillips espera que estos resultados preliminares den lugar a nuevas investigaciones sobre la manera en que la lectura puede moldear y cambiar la cognición. Aunque aún es demasiado pronto para entender exactamente lo que esta nueva rama de la investigación traerá en el futuro, Philips sugiere que algún día la lectura crítica podría llegar a ser considerada una herramienta valiosa para “enseñarnos a modular nuestra concentración”.

ARTÍCULO TOMADO DEL MAILING de LUMINOSITY

Parciales de fin de año: ¿quién prueba a quién?

Comparto esta prezi que he preparado para trabajar con mis compañeros docentes de bachillerato, en vistas a las pruebas de fin de año.

Los contenidos que en ella figuran son producto de mis prácticas de aula. Con mucho agrado recibiré, en la sección comentarios, los aportes que otros profesores quieran hacer.

La jerarquización de los verbos centrales de las consignas fue tomada del libro Escritura creativa, de Louis Timbal-Duclaux, Edaf, 1993.

¿Quién prueba a quién?

 

La prosificación como una estrategia para la comprensión

Si bien el Literatura procuramos que los estudiantes despierten o desarrollen el goce estético, también somos conscientes de que en el arte de expresarse por medio de la palabra -algo que seguramente no es igual en otras artes como la pintura o la música- no habrá disfrute sin comprensión.

Trabajo plástico que acompañó la prosificación de "El ángelus" por el equipo aquí citado.

Trabajo plástico que acompañó la prosificación de “El ángelus” por el equipo aquí citado.

Una estrategia a menudo usada consiste en prosificar, es decir, luego de buscar en el diccionario y armar las fichas de léxico de los términos desconocidos (con significado apropiado al contexto, conceptos asociados, sinónimos y antónimos), viene la etapa de volver a escribir el texto original pero evitando las figuras propias de la escritura en verso (como por ejemplo el hipértabon o alteración del orden lógico de las palabras en la oración) sustituyendo todos las palabras que sea necesario por expresiones familiares.

La tarea suele reportar, además de la comprensión del significado global del texto, la toma de conciencia sobre la elaboración que tiene detrás todo texto poético y los respectivos méritos de su autor.

Entre los poetas a analizar cuya obra se presta para esta actividad, está uruguayo Julio Herrera y Reissig. He aquí algunos ejemplos de prosificaciones de sonetos de “Los éxtasis de la montaña” hechas por estudiantes de los terceros años de ciclo básico de enseñanza media del Colegio y Liceo “Nuestra Señora del Rosario”, Paysandú, Uruguay.

El despertar (texto original)

Alisia y Cloris abren de par en par la puerta
y torpes, con el dorso de la mano haragana,
retréganse los húmedos ojos de lumbre incierta
por donde huyen los últimos sueños de la mañana.

La inocencia del día se lava en la fontana
el arado en el surco vagaroso despierta,
y en torno de la casa rectoral, la sotana
del cura se pasea gravemente en la huerta.

Todo suspira y ríe. La placidez remota
de la montaña sueñan celestiales rutinas.
El esquilón repite siempre su misma nota

del grillo de las cándidas églogas matutinas.
Y hacia la aurora sesgan agudas golondrinas
como flechas perdidas de la noche en derrota.

Prosificación hecha por Bernardina Pino, Marinés Meyer, Yamila Fedorchuck, Nicolás Villavicencio:

Alisia y Cloris despiertan perezosamente, abren de par en par la puerta, resfregándose los ojos. Recién está amaneciendo.
El arado está a la espera de que se empiece nuevamente el trabajo en el campo. Alrededor de la casa, el cura, muy serio, pasea por la huerta. El día se ve alegre y hermoso, parece que se viene una buena rutina.
Se escucha el sonido del cencerro, las inocentes charlas matutinas. Y hacia el amanecer atraviesan algunas golondrinas con sus cantos agudos.

La noche

La noche en la montaña mira con ojos viudos
de cierva sin amparo que vela ante su cria;
y como si asumieran un don de profecía,
en un sueño inspirado hablan los campos rudos.

Rayan el panorama como espectros agudos
tres álamos en éxtasis. Un gallo desvaría,
reloj de media noche. La grave luna amplía
las cosas, que se llenan de encantamiento mudos.

El lago azul de sueño, que ni una sombra empeña,
es como la conciencia pura de la montaña…
A ras del agua tersa, que riza con su aliento,

Albino, el pastor loco, quiere besar la luna.
En la huerta sonambula vibra un canto de cuna…
Aúllan a los diablos los perros del convento.

Prosificación a cargo de Ignacio Fumeaux, Jerónimo Urruty, Pedro Araújo, Nicolás Gastambide
Es una noche oscura y solitaria en la montaña, donde se crea un clima de temor, con vientos y ruidos extraños.
En el horizonte se observan tres álamos que parecen fantasmas.
Un gallo canta a media noche. La luna, que está llena, hace parecer grandes y hermosas a las otras cosas.
En un lago lindo y puro, un pastor de nombre Albino, que era loco, quiere besar la luna pensando que está en el reflejo del lago y cuando la va a besar, con el suspiro hace vibrar el agua.
En una huerta hay personas despiertas cantando una canción de cuna. Y como cuando hay diablos, los perros aúllan.

Otra prosificación del mismo poema, a cargo de María Eugenia Soler, Noelia Correa, Milagros Durán y Camila Placeres:
La noche en la montaña es muy solitaria, tanto como una cierva desamparada con su cría; y se escuchan ruidos extraños que parecen una clase de anuncio.
Se pueden ver fascinantes árboles en el panorama. El canto de un gallo se desacompasa con el reloj.
La luna proyecta en el suelo la sombra de los árboles sin provocar ningún sonido.
El lago forma el centro de la montaña. Albino, el pastor loco, cree que puede besar la luna que se refleja en el lago. En la huerta apenas se escucha un canto de cuna. Aúllan por temor los perros del lugar.

En este caso, el power point que acompañó la tarea que hicieron Agustín Lobato, Facundo Della Valle, Secundino Pardo Santayana y François Anciaux: la vuelta de los campos 3ero A

Por último (aunque se podrían dar al menos 7 ejemplos más) este trabajo con “El ángelus”:

Salpica, se abre, humea, como la carne herida,
bajo el fecundo tajo, la palpitante gleba;
al ritmo de la yunta tiembla la corva esteva,
y el vientre del terruño se despedaza en vida.

Ímproba y larga ha sido como nunca la prueba.
La mujer, que afanosa preparó la comida,
en procura del amo viene como abstraída,
Dando al pequeño el tibio, dulce licor que nieva.

De pronto, a la campana, todo el valle responde:
la madre de rodillas su casto seno esconde;
detiénese el labriego y se descubre y arde

su mirada en la súplica de piadosos consejos.
Tórnanse al campanario los bueyes. A lo lejos
el estruendo del río emociona la tarde.

Prosificación a cargo de Catalina Caillabet, Gabriel Martínez, Natalia Alderete:

La oración
La tierra abierta deja salir el polvo que se dispersa en el aire. Al paso de la manada de bueyes, vibra la pieza curva y trasera del arado. El centro del trozo de tierra se deshace.
El trabajo fue cruel y extenso. La mujer (que preparó la comida con dedicación) espera a su marido; mientras le da a su hijo la dulce leche materna.
En cierto momento, toda la población actúa ante el sonido de la campana: la madre, con respeto, su limpio pecho esconde; el trabajador se detiene descubriendo con su intensa mirada, pide “por favor” compasivos consejos. La manada se vuelve hacia el campanario.
Lejos de allí, el ruido del río hace más emocionante a la tarde.

“Antígona” de Sófocles, realizada por adolescentes

Para complementar el estudio del texto de Sófocles, aquí tienes una excelente realización hecha por jóvenes estudiantes, que demuestran su iniciativa, conocimientos y aplicación hacia la realización de una creación que data de 2500 años y tiene, sin embargo, tanta vigencia.

Debajo, los créditos respectivos.

Se trata de una puesta en escena de la compañía teatral mexicana “Pensadores ambulantes” en la UVM Lomas Verdes.

Dirección y adaptación: Raissa Pomposo

Antígona- Andrea García
Ismene- Jessica Baños
Creonte- Santiago Casarrubias
Hemón- Amadeo Viterbo
Corifeo- Denise Montes
Coro- Luisa Palomino
Guardia- Brandon Espinosa
Musa- Fernanda JP
Música: Guitarra-Diego Valdés Violín- Santiago Casarrubias