Juan Gelman

Nacido en Buenos Aires, Argentina, el 03 de mayo de 1930. Fue el único hijo nacido en argentina de una familia de inmigrantes judios-ucranianos. Su padre, quien participo en la revolución rusa, decepcionado por el giro que esta toma decide que es hora de emigrar y es así como nuestro poeta nace lejos de la tierra de sus padres.
Desde muy niño demuestra curiosidad por la palabra, sobretodo en su forma hablada. Una oralidad que podemos encontrar en toda su obra. “yo no le entendía nada, pero me llamaba la atención como sonaba” nos dice refiriéndose al recuerdo de una lectura de versos de Pushkin que escuchara en ruso de su hermano mayor.

En 1948 entra a estudiar química a la universidad de Buenos Aires, pero rápidamente se da cuenta que lo suyo es la poesía, por lo que abandona esa carrera para dedicarse a la poesía.

En 1956 publica su primer libro, Violín y otras cuestiones. Libro de poemas que tuvo buena aceptación y que incluía una presentación del poeta Gonzalez Tuñon.

El golpe militar de 1976 lo encuentra en el extranjero donde había sido enviado por la agrupación de izquierda Montoneros para dar a conocer las violaciones a los derechos humanos que ocurrían en la Argentina de Isabel Perón. Hecho que, sin embargo, no lo libra de ser una de las miles de victima de las atrocidades cometidas por Junta Militar que dictaba el destino de Argentina, ya que el 26 de Agosto de ese año secuestran desde su casa a dos de sus hijos -Nora y Marcelo de 19 y 20 años respectivamente- y a su nuera Claudia de 19 años, quien se encontraba embarazada de 7 meses. Nora es liberada días mas tarde, pero Marcelo y Claudia formaron parte de los 30.000 detenidos desaparecidos que dejó el régimen de terror de la Junta Militar. 14 años después es hallado, en el río San Fernando, un cuerpo dentro de un tambor de aceite relleno con cemento y con un tiro en la nuca, es el cuerpo de su hijo Marcelo. De su nuera Claudia se supo que fue llevada a Montevideo, donde se la dejó tener a su Bebé -la que fue regalada- pero jamás se encontraron sus restos. Su nieta fue encontrada el año 2000 en Montevideo.

Durante su exilio muere su madre a quien le escribirá su poema Carta a mi Madre.

El año 2007 es merecedor del premio Cervantes -premio que podría compararse con el novel para las letras en castellano-, pero Gelman insiste en que el mayor premio que le hayan dado es el que le brindo el club del que es hincha, Atlanta, nombrando su biblioteca con el nombre del poeta.

Hoy en día reside en Mexico junto a su esposa Mara.

Publicaciones:

Poesía
* Violín y otras cuestiones (1956)
* El juego en que andamos (1959)
* Velorio del solo (1961)
* Gotán (1962)
* Cólera buey (1964)
* Traducciones III. Los poemas de Sydney West (1969)
* Fábulas (1971)
* Relaciones (1973)
* Hechos y relaciones (1980)
* Si dulcemente (1980)
* Citas y Comentarios (1982)
* Hacia el Sur (1982)
* Com/posiciones (1986)
* Interrupciones I (1986)
* Interrupciones II (1988)
* Anunciaciones (1988)
* Carta a mi madre (1989)
* Salarios del impío (1993)
* Dibaxu (1994)
* Incompletamente (1997)
* Valer la pena (2001)
* País que fue será (2004)
* Mundar (2007)

Antologías poéticas

* Poemas, Casa de las Américas, La Habana, 1960. (Al cuidado de Mario Benedetti y Jorge Timossi)
* Obra poética, Corregidor, Buenos Aires, 1975.
* Poesía, Casa de las Américas, La Habana, 1985. (Prólogo y selección de Víctor Casaus)
* Antología poética, Vintén, Montevideo, (1993). (Selección, prólogo y bibliografía completa de Lilián Uribe)
* Antología personal, Desde la Gente, Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos, Buenos Aires, 1993.
* En abierta oscuridad, Siglo XXI, México, 1993.
* Antología poética, Espasa Calpe, Buenos Aires, 1994. (Selección y prólogo de Jorge Fondebrider)
* De palabra (1971-1987). Prólogo de Julio Cortázar, Visor, Madrid, 1994.
* Oficio Ardiente (2005), Patrimonio Nacional y la Universidad de Salamanca.

Prosa

* Prosa de prensa, Ediciones B, España, 1997.
* Ni el flaco perdón de Dios/Hijos de desaparecidos (En coautoría con Mara La Madrid), Planeta, Buenos Aires, 1997.
* Nueva prosa de prensa, Ediciones B Argentina, Buenos Aires, 1999.
* Miradas, Seix Barral, Buenos Aires 2005.

Algunos Premios

* Premio Internacional Mondello de Poesía, 1980
* Premio Boris Vian, 1986
* Premio Nacional de Poesía (Argentina), 1997
* Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo, 2000
* Homenaje en la Sala Ponce de Bellas Artes de México con motivo de sus 70 años de existencia, 2000
* Huesped Ilustre de Montevideo, 2000
* Doctor honoris causa (Universidad Nacional de San Martín, Argentina), 2001
* Premio de Poesía José Lezama Lima de la Casa de las Américas Cubana, Pesar todo, 2003
* Premio Nacional de las Letras Teresa de Ávila, 2004
* Premio Iberoamericano Ramón López Velarde, 2004
* Premio de la Feria del Libro de Buenos Aires, País que fue será, 2005
* Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, 2005
* Premio de Poesía Pablo Neruda, 2005
* Embabajador Cultural de la Ciudad de Buenos Aires, 2006
* Medalla Isidro Fabela de la UNAM, 2006
* Ciudadano de Honor de Cartagena de Indias, 2007
* Premio Miguel de Cervantes (España), 2007

Poemas

Oración de un desocupado 

Padre,
desde los cielos bájate, he olvidado
las oraciones que me enseñó la abuela,
pobrecita, ella reposa ahora,
no tiene que lavar, limpiar, no tiene
que preocuparse andando el día por la ropa,
no tiene que velar la noche, pena y pena,
rezar, pedirte cosas, rezongarte dulcemente.

Desde los cielos bájate, si estás, bájate entonces,
que me muero de hambre en esta esquina,
que no sé de qué sirve haber nacido,
que me miro las manos rechazadas,
que no hay trabajo, no hay,
bájate un poco, contempla
esto que soy, este zapato roto,
esta angustia, este estómago vacío,
esta ciudad sin pan para mis dientes, la fiebre
cavándome la carne,
este dormir así,
bajo la lluvia, castigado por el frío, perseguido
te digo que no entiendo, Padre, bájate,
tócame el alma, mírame
el corazón,
yo no robé, no asesiné, fui niño
y en cambio me golpean y golpean,
te digo que no entiendo, Padre, bájate,
si estás, que busco
resignación en mí y no tengo y voy
a agarrarme la rabia y a afilarla
para pegar y voy
a gritar a sangre en cuello
por que no puedo más, tengo riñones
y soy un hombre,
bájate, qué han hecho
de tu criatura, Padre?
un animal furioso
que mastica la piedra de la calle?

de “Violín y otras cuestiones”

Arte poética

Entre tantos oficios ejerzo éste que no es mío,

como un amo implacable
me obliga a trabajar de día, de noche,
con dolor, con amor,
bajo la lluvia, en la catástrofe,
cuando se abren los brazos de la ternura o del, alma,
cuando la enfermedad hunde las manos.

A este oficio me obligan los dolores ajenos,
las lágrimas, los pañuelos saludadores,
las promesas en medio del otoño o del fuego,
los besos del encuentro, los besos del adiós,
todo me obliga a trabajar con las palabras, con la sangre.

Nunca fui el dueño de mis cenizas, mis versos,
rostros oscuros los escriben como tirar contra la muerte

María la sirvienta
Se llamaba María todo el tiempo de sus 17 años,
era capaz de tener alma y sonreír con pajaritos,
pero lo importante fue que en la valija le encontraron
un niño muerto de tres días envuelto en diarios de la casa.

Qué manera era esa de pecar de pecar,
decían las señoras acostumbradas a la discreción
y en señal de horror levantaban las cejas
con un breve vuelo no desprovisto de encanto.

Los señores meditaron rápidamente sobre los peligros
de la prostitución o de la falta de prostitución,
rememoraban sus hazañas con chiruzas diversas
y decían severos: desde luego querida.

En la comisaría fueron decentes con ella,
sólo la manosearon de sargento para arriba,
pero María se ocupaba de soñar,
los pajaritos se le despintaron bajo la lluvia de lágrimas.

Había mucha gente desagradada con María
por su manera de empaquetar los resultados del amor
y opinaban que la cárcel le devolvería la decencia
o por lo menos francamente la haría menos bruta.

Aquella noche las señoras y señores se perfumaban
con ardor
pero el niño que decía la verdad,
por el niño que era puro,
por el que era tierno,
por el bueno, en fin,
por todos los niños muertos que cargaban en las valijas
del alma
y empezaron a heder súbitamente
mientras la gran ciudad cerraba sus ventanas.

Casa de Balzac en París

47, rue Raynouard, 75016 París

47, rue Raynouard, 75016 París

Inscripción señalando la importancia del lugar

Inscripción señalando la importancia del lugar

Bajando esa escalera ya se empieza a percibir un ambiente todavía impregnado de una vida única

Bajando esa escalera ya se empieza a percibir un ambiente todavía impregnado de una vida única

Al entrar, nos encontraremos con un museo donde se conservan objetos clave de la vida de Honoré du Balzac

Al entrar, nos encontraremos con un museo donde se conservan objetos clave de la vida de Honoré du Balzac

Se desciende un nivel para llegar al escritorio.

Se desciende un nivel para llegar al escritorio.

Los muebles de este ambiente son los originales que poseía el escritor.

Los muebles de este ambiente son los originales que poseía el escritor.

 

Detalle de parte del mobiliario.

Detalle de parte del mobiliario.

Uno de sus manuscritos.

Uno de sus manuscritos.

Árbol genealógico de la Comedia Humana

Árbol genealógico de la Comedia Humana.