“Cándido” de Voltaire

El siglo XVIII fue uno de los períodos fundamentales para la evolución de la civilización occidental, pues en el mismo se modelaron decisivamente las pautas intelectuales, sociales y políticas del mundo en que vivimos. Fue un momento de revolución ideológica que generó un replanteo existencial que habrá de culminar en lo político con la instauración de la burguesía como clase dominante, y en lo cultural con la aparición de formas artísticas que revolucionan el concepto mismo del arte.

El verdadero punto de partida de este movimiento, conocido indistintamente como Ilustración, Enciclopedismo o Iluminismo se encuentra en el Renacimiento (siglo XVI) y los factores decisivos son la prosperidad creciente de la clase media (producto de la disolución de la economía feudal) y los amplios horizontes que se han abierto gracias a la llegada a América y la conquista de pueblos lejanos y extraños.

Se coloca en escena el elemento que será motor de lo que vendrá en adelante: la razón, como el elemento privilegiado para la captación de la realidad y para comprenderla. “Todo lo real es racional y todo lo racional es real”, según postuló Hegel más tarde.

El máximo representante del racionalismo es Descartes (1595-1650) quien expresa: “¿Qué soy yo, pues? Yo soy una cosa que piensa”, afirmando desde allí a la racionalidad como el verdadero sentido de la existencia, en su muy conocido, “Pienso. Luego, existo”

Hasta entonces, el ser humano vivió en base a lo que determinaba su creencia religiosa, y sintió aversión por la duda, temor a contradecir y en cambio a partir de este momento se producen “las felices bodas del intelecto con la naturaleza de las cosas”. Nace entonces un nuevo hombre: el hombre ilustrado. Éste, asumiendo su carácter de hombre frente a la autoridad que lo aplastaba (la Iglesia, el señor feudal, etc.) y guiado por su razón busca más allá de los mitos y leyendas, el verdadero sentido de su realidad interior y de la realidad material que lo rodea.

Voltaire fue el mayor representante de la rebeldía sociopolítica, en tanto el  hombre clave en el campo de las ciencias fue Newton. Frente a las viejas concepciones aristotélicas, restringidas aún más durante la Edad Media, Newton habrá de presentar la imagen de un universo matemático, sometido a leyes que sólo la razón puede descubrir y al cual no rige ninguna finalidad moral, y que lejos de estar regulado por alguna fuerza superior , funciona con el automatismo y la precisión de un reloj.

POSTULADOS BÁSICOS DE LA IDEOLOGÍA DE LA ILUSTRACIÓN

1)      La razón es un método infalible para llegar a la verdad, operando como purificadora de las impresiones que reciben nuestros sentidos.

2)      El ejercicio de la razón debe producir un modo de vida justo y acorde para todos los hombres.

3)      La sociedad y la naturaleza tienen un orden legal y matemático que el hombre puede y debe conocer mediante el ejercicio de la ciencia.

4)      No existe ninguna depravación originaria (pecado original) inherente a la naturaleza del hombre. Es posible una infinita perfección de la naturaleza humana individual y social si los hombres siguen los dictados de la razón.

Estas características favorecieron la aparición y afianzamiento de un público lector, que sentía a esa actividad como una costumbre y una necesidad.

La vida social  y cultural de las clases alta y media alta se traslada desde la Corte a París. Se da un cambio por el cual la antigua nobleza se ve desplazada por la burguesía. Esta clase social es la consumidora más importante de los nuevos productos culturales. Los centros de reunión son los salones, los cafés y los clubes. Los salones tienen un papel destacadísimo en la difusión de las nuevas ideas, porque en ellos es precisamente donde van siendo elaboradas, discutidas y desde allí irradiadas al resto de la sociedad. En los salones reina la conversación brillante, el juego de ingenio, la galantería, los placeres refinados. Toda la etapa inicial de la carrera de Voltaire se cumple precisamente en este ámbito.

IMPORTANCIA DE VOLTAIRE 

Se ha dicho que si el siglo de XVII fue el siglo de Luis  XIV, el siglo XVIII fue el de Voltaire y es cierto que ningún genio representa mejor esta época brillante y activa.

La afirmación se debe a que en el siglo XVIII se despertó y enriqueció la burguesía y Voltaire es un burgués rico; fue el siglo durante el cual se desarrollaron, siguiendo un método nuevo, las ciencias de la naturaleza, y Voltaire es un curioso de todas las ciencias; fue el siglo en que las instituciones religiosas, monárquicas y aristocráticas sufrieron una completa transformación y Voltaire es un reformador. Además, defiende las doctrinas nuevas con un ingenio endiablado y expresa las ideas favoritas de su tiempo de la manera más clara y divertida.

En este link puedes leer la biografía de Voltaire.

Éste es un artículo incluido en el sitio Buenas tareas, que te presenta la obra y sus principales personajes. CANDIDO O EL OPTIMISMO info para el blog

Aquí tienes el link a una versión digital del libro.


Un comentario sobre ““Cándido” de Voltaire

  1. Parodia de los capitulos: XVII y XVIII
    Tema: Eldorado

    Cuando estuvieron en la costa de Sudáfrica, Cacahuate le dijo a Cándido:

    -Ya vas a ver Cándido, este hemisferio no vale ni una libra. Vamos a Eurasia por el camino más largo (NTVG). Siempre dicen que es el más seguro.

    – ¿Cómo lo hacemos? Si vuelvo a Egipto, Gadafi me espanta con su rostro de plástico; si vamos a Japón, quizás se nos avecina un terremoto y como consecuente: maremoto y desastres nucleares; y si me quedo acá lo mas probable es que se nos terminen las provisiones en cualquier momento.

    – Es fácil papá, vayamos hacia la Antártida, ahí mismo encontramos franceses que nos ayudaran en el viaje.

    No era un moco de pavo ir a la Antártida; bien sabían, poco, más o menos o casi nada, hacia dónde había que dirigirse; pero la nieve, los iceberg, los precipicios y las caníbales focas devoradoras de hombres eran obstáculos terribles. Los caballos sufrieron hipotermia, las provisiones se congelaron y Cándido y Cacahuate se alimentaban con carne de oso polar y compartían una barrita de chocolate WONKA, que Cacahuate la había mantenido en la guarida, en completo cautiverio.
    Después de cuarenta y tres días y medio de caminata, encontraron, por fin, un lugar donde hospedar: un iglú de negativo tres estrellas al sur, con aire acondicionado. Allí se encontraron con una mesa larguísima, donde tenían la cena servida, (no la última, pero tampoco la primera) grandes banquetes con arrolladitos invernales, platos y mas platos de líquenes, y por último y no menos importante, carne de oso polar. En ese mismísimo instante Cacahuate le dijo a Cándido:

    – Esto es de la mano de los franceses. Ya no podemos perder tanto tiempo de caminar, debemos dirigirnos hacia alguna parte y enfrentar los peligros regionales si es que se nos presentan – A lo lejos se acercaba una orca – subámonos y llenémosla de carne de oso polar. Hacia algún lado nos dirigiremos, un poco a la deriva como el cuento de un tal Quiroga.

    -OK.

    Estuvieron unos minutos en el océano, ya que la orca casi alcanzaba la velocidad de la luz. Ya estaba oscuro, y la aurora austral comenzaba a danzar en el cielo de un solo sol.
    Bajaron a prepo, la orca los coleteó y volaron como tres horas y cuarto en el aire, hasta terminar en un iceberg que mostraba una filosa punta. – Creo yo que este fue el que ocasionó el hundimiento del Titanic- dijo Cándido.
    A cabo de once minutos la noche se hizo día, aquello que parecía ser un iceberg terminó siendo un pueblo con gente, como los esquimales, así, pero nada que ver.

    Para variar, según candido era lo mejor de los pueblos; yo como narradora te puedo asegurar que era una porquería. No había ciudad era un pueblo desierto. Lo que creyeron que eran personas, sí, alguna vez lo fueron pero en la actualidad no son más que una cantidad de cadáveres toditos acondicionados de forma natural. Porque justo cayeron en algo similar a un cementerio.
    A lo lejos, se acercaba una pandilla de jóvenes que tenían una forma muy peculiar de bailar, una especie de mix reguetón – lo más sorprendente… – dijo Cacahuate – es que los Couch y coreógrafos son dos caníbales focas devoradoras de hombres. ¡Jajaja que irónico! ¿Las tendrán adiestradas? O ¿dopadas?

    – ¿Como podrán dominarlas? si son una amenaza para los humanos.

    -Averigüémoslo, quizás somos dichosos de experimentar lo mismo.

    Se acercaron unos pasos y todo aquel frío había desaparecido gradualmente, convirtiéndose en un ambiente cálido y primaveral, azúcar, flores y muchos colores.
    Aquellos jóvenes danzaban al compás de mix reguetón, vestidos con prendas decoradas de gemas o piedras preciosas, como: Rubíes, esmeraldas y oro, que valían tanto, que hasta se podría comparar un planeta a la NASA, consiguiendo un trato mundial, obviamente. Algo que cándido ha deseado por años.
    Estas personas, no podían ser más que los mismísimos reyes.

    De repente comenzó a sonar una sirena muy fuerte, una especie de alarma que hacía que los jóvenes sacaran rápidamente la vestimenta preciosa, terminaran con su danza y entraran por una puerta, donde había una profesora o algo así, dejándolos cerca de los Couch o FOCAS ASESINAS.
    Cándido y Cacahuate aprovecharon para observar las prendas, sin preocuparse por tales bestias. Tenían frente a sus narices miles de piedras preciosas que los reyes no valoraban y que los podía hacer ricos, y por supuesto terminar con cada uno de sus problemas con el mundo, hasta quizás aún alguno de la índole amorosa.
    Estaban expuestas allí sin ninguna protección humana, la situación perfecta para cometer un delito, cualquier persona audaz se aprovecharía de la ocasión para tomar sin permiso aquellos disfraces de estilo y apoderárselos, pero cualquier persona, excepto Cándido.

    Caminaron por un sendero que los llevó a la puerta trasera de un jardín hermosísimo, muy colorido y llamativo, algo muy distinto a lo que conocían. De fondo se escuchaba gente riéndose, parecían loros cotorreando a lo grande; también se escuchaba el chinchín de las copas de cristal al brindar, definitivamente era una festichola.
    Finalmente accedieron por la parte trasera del jardín. Cacahuate escondió las piedras preciosas que había hurtado en sus calzoncillos, cosa de que no lo supieran los demás. Se peinaron el pelo, acondicionaron sus harapos, y este dúo resolvió armar una entrada más o menos privilegiada, con el objetivo de destacar su alto nivel que allí podían aparentar, y camuflarse, pretendiendo parecer nativos de allí.
    Tiro por la culata, de entrada estos dos se enredaron y cayeron llamando la atención como querían, pero de un modo muy vergonzoso, volándole a cacahuate las piedras por todas partes. Vieron su alrededor, forrado de oro y con gran cantidad de incrustaciones de piedras preciosas, gente aparentemente albina con un tono muy cerrado.
    – sin duda franceses no son- dijo cacahuate. – ¿en donde nos metimos? ¿Será este otro mundo mejor que el nuestro?
    – definitivamente este es el mejor de los mundos, abunda el oro, nosotros seguramente somos los primeros extranjeros en conocer este lugar… ¿Cómo lo podremos denominar?, ¿Dorado quizás?…

    -Disculpen extraños- dijo un hombre gigantesco y ancho, con cara de pingüino- bienvenidos al Eldorado, una ciudad delimitada por los ríos: amatista y diamante a unos quince kilómetros de la Antártida. Famoso por su abundante riqueza de minerales y piedras preciosas, como habrán visto. Esta ciudad cuenta con una amplia gama de acogedores complejos, donde podrán hospedar tranquilamente disfrutando de nuestros servicios, todo a un bajo costo. Pero descuiden extraños, ustedes son bienvenidos a nuestra ciudad, ¡diamante de ciudad!, por favor recuerden de promocionar nuestro turismo.
    Con cada compra mayor a veinticuatro monedas, obtendrán un descuento de cero con ocho por ciento, en el espeto corrido “la pocilga, el carbón y un trozo de amor” y no lo olvides, con la compra de un i-pad, estás participando del sorteo de un viaje a Londres, donde vivirás el casamiento de los príncipes ¡como si fuera el tuyo!

    – OK, Io no parlo americano – dijo cándido cortando con la dulzura y la inspiración del hombre pingüino.

    – Despreocúpate Cándido, yo soy de América y entiendo a su perfección lo que dicen. Tu sólo di lo de siempre.
    Necesitaremos, eso si, un guía que nos ayude y nos cuente un poco lo más profundo de estas tierras- dijo Cacahuate muy interesado.

    – ¡Es lo mejor que he escuchado! Entonces tú serás mi guía y traductor. En cuanto al anciano, hallémoslo.

    Y así fue, el hombre con cara de pingüino los hizo escalar por las colinas abichadas, bajar por los valles en sandboard, atravesar fuertes torrentes y afluentes por medio de canotaje, practicar mountain-bike hasta llegar a la cima de una colina y por último descender en paracaídas hasta una casita, que desde allá arriba parecía un punto blanco.
    Teniendo en cuanta que Cándido tenia vértigo a las alturas, pero nadie le entendía, además, era eso o pasar dos semanas de caminata. La cosa es que, estos muchachos bajaron en un estado, que en lo particular, CONMOVIAN. Pobrecitos, giraban como dos molinos, de todos colores estaban y en especial Cándido ya no sabía como volver a la normalidad.
    Estando en la puerta de la “casa” del anciano, Cándido le manda a Cacahuate golpear la puerta.
    Este pobre acerca su puño y la puerta se abre sola de par en par. Cándido y Cacahuate quedan estupefactos.
    En el mismísimo instante en que se abre, una avalancha de nieve cae tapando a estos tres personajes, luego le sigue un frío intenso que le deja los pelos duros y para atrás como si se hubiesen echado gel, y para darle en toque final, un perro de raza pitbull se acerca a los cuerpos y vacía su vejiga fundiendo la nieve y produciendo un vapor de fábrica. Pero esto no es todo, el perro lleva consigo una cámara de fotos que, al finalizar sus necesidades, se activa registrando el momento ridículo.
    Detrás de todo, sale un anciano en una silla suspendida en el aire, con todas las comodidades, algo espectacular de ver, mucha tecnología.
    Cándido duro de frío, aguanta la rabia, sólo porque el efecto que le causó toda esa mezcolanza, fue el alivio de los deportes extremos, llevándolo a la completa normalidad.

    – Jajaja, jajaja, ¡qué divertido! Mi proyecto funciona a la perfección.

    – ¿Qué fue eso Cacahuate? y ¿Qué es ese vegetal ambulante que emite sonido?- Cándido lo dice sin problemas, creyendo que el único que le entiende es su compañero de viaje.

    -¿Disculpa? Entiendo todo lo que dices jovenzuelo, ¿Quién te crees para llamarme vegetal a mí? Mi nombre es Yaslavio María Pavianni, pero me puedes llamar Totito, como a mí me gusta.

    – ¡UPS! creo que metí la pata.

    – Sí, metiste la pierna entera. Pero comencemos de vuelta, soy el anciano más viejo de el área limítrofe, y me encanta divertirme creando cosas locas. Por ejemplo lo que experimentaron recién, fue producto de mi creación. Suelo hacer muchas trampas y sorpresas, porque así lo disfruto más. Créeme, aquí llega muy poca gente por las grandes distancias.

    Sentados en unos sofás, de pinchos (que el anciano les había recomendado, por su capacidad de fisioterapia que tenían); Cándido y Cacahuate formulaban preguntas en sus mentes para hacerle al anciano.
    Cuando el anciano interrumpió y empezó a hablar sobre él, mas de lo que ya había dicho. Su edad por ejemplo, y otras cosas insignificantes como su reinado en Pequajó (la capital de esta ciudad).

    – ¡Pará, pará viejo de mié… corazón! Nosotros queremos que nos cuentes, sobre la movida del dorado. Es decir, un poco sobre los niveles sociales, por ejemplo, o también sobre la religión – Dijo Cándido.

    – Claro, nada particular, señor – Aportó Cacahuate.

    – Está bien, haber si abren bien sus ojeras, digo orejas y escuchan con tentación, perdón, con atención lo que sería la historia de “El Dorado”.

    Y fue así, estos hombres estuvieron del día a la noche y de la noche al día escuchando atentamente cada una de las palabras que el hombre decía, hasta le daba para analizarlas y todo.
    ¡Una maravilla! Dentro de lo contado, destacó un hecho que marcó un cambio muy profundo…, en el ambiente. A.C. y D.C. Que significaban antes de Cristóbal y después de Cristóbal.
    Un español macanudazo con una india, pero terrible con los demás. Arrasó con todo…
    La conversación llegaba a su fin, cándido y cacahuate fueron enviados en camionetas 4×3=12 al centro de la ciudad nuevamente, donde encontrarían el castillo del rey y todos los manjares para ser agasajados.

    Después de cincuenta y cuatro relativos minutos, llegan a un grandísimo castillo, donde son esperados por diez mujeres preciosas.
    Candido y Cacahuate se miran y sonríen de lo lindo, después de verlas…

    Bajan, son llevados a bañar, vestir con elegantes prendas de última moda de otoño-invierno 2011, perfumados y entalcados a más no poder, maquillados y por último llevados a la sala central donde los esperaba el rey.

    Aquella sala era un paraíso: un concierto de la mano de “El Cuarteto de Nos”, los manjares de la panadería Juan’s, burbujas por doquier, bellezas de mujeres observándolos por ser extranjeros, algunas se les acercaban a charlar (intentaban ya que no tenían el mismo idioma) y otras mas ligeras invitaban a bailar.

    Se les acerca el Rey y Cándido y Cacahuate no saben ni como saludarlo, que lo primero que hacen es tirarse al piso y besarle los pies.

    – Disculpen chicos – dice el rey – ¿Qué es esa forma tan ridícula de saludarme? ¿Acaso Uds. no son normales?

    – Sí lo somos – inventando algo para arreglar lo que hicieron, dijeron: – Fuimos educados de la mejor manera, y esta forma de saludarlo es por la simple razón de que a las personas importantísimas se las saluda así en nuestro país.

    – Acá simplemente nos abrazamos y nos damos un beso en cada mejilla y si se tiene mucho afecto se le da la mano también.

    Al acabar con el almuerzo, el rey mismo se ofreció a brindarles una caminata por la ciudad y que experimentaran y conocieran más de la civilización.
    La ciudad era inmensa, tenía un Daniel Cassin, Toto, UNIFORM, casa Levis y casa Mistral, Pierre Cardin, Lolita, Ricky Sarkany, Dolce & Gabbana, Tucci, Cristian Dior, Cacharell, Zara, Calvin Klein, Ralph Lauren, Prada, Giorgio Armani, Paco Rabanne, Gucci, Chanel, entre otros. En cuanto a lo cultural y el ocio, había: teatros, plazas, plazoletas, cines, ferias artesanales, grandísimas bibliotecas, salas de baile, museos históricos, sambódromo, parque de juegos, escuelas de matemática, física, química, biología y hasta filosofía. Vieron millones de fábricas textiles y automotrices, gimnasios, talleres, cuarteles, jefaturas, pero lo que no vieron fue: cárceles ni lugares donde torturar a aquellos que no cumplían las normas.

    – Se ve que esta ciudad es tan correcta que no hay ninguna persona que cometa delitos. Si tan sólo esta ciudad tuviera a mi querida Cunegunda habitando aquí… seria el perfecto lugar para vivir. – comentaba Candido a Cacahuate.

    – Sí mi señor, yo creo que es hora de partir hacia nuestro país.

    – Lo que haremos será, llevar piedras preciosas, oro y plata, un i-pod con la mejor música de esta región y alimento para todo el viaje incluyendo dos hermosas chicas.
    ¿Qué te parece Cacahuate? – pregunta Cándido.

    – GENIAL, mi señor. Creo que es lo más inteligente que ha dicho en todo este viaje, disculpe si le soy grosero.

    En este momento interrumpe el Rey diciendo:

    – Chicos, les mandamos a construir un vehículo todo terreno, en unos instantes ya estará listo. Si quieren piedras preciosas, oro y plata, deben seguir un circuito que yo mismo se los daré, hasta llegar a la mina del ogro. Él le dará todo lo que necesiten en minerales y piedras.
    En cuanto a las chicas ya tenemos dos interesadas en ustedes que quieren explorar el mundo exterior y promover el turismo de aquí.

    Y fue así, leyeron el manual de uso de la tremenda nave que les fabricaron y quedaron asombrados. Porque realmente era todo terreno, se convertía con solo apretar un botón en: bote, lancha, barco, crucero, hidrofoil, patineta, bicicleta, motocicleta, Scooter, auto, camioneta, jeep, tractor, camión, avioneta, avión y jet privado.
    Allí, almacenaron la comida y cargaron a las chicas con sus respectivas valijas, saludaron a todo el mundo y emprendieron viaje hacia la mina del ogro, por supuesto y una vez que consiguieron todo lo requerido, viajaron a la Antártida para ubicarse y volar hasta Westfalia y presentar un nuevo mejor mundo.
    Gabriela Bulanti Brum
    Tercero Bachillerato Arquitectura
    Liceo 1
    Paysandú

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s