Cuentos de Don Verídico / Julio César Castro (Juceca)

 

Fotomontaje de Braulio Paz sobre el cuento "La jirafa"

Fotomontaje de Braulio Paz sobre el cuento "La jirafa"

                                                                                       

LA VACA NO ES BICHO DE ALTURA

Hombre que supo ser asunto serio para contar las películas del biógrafo, ahura que me viene a la memoria, el Pocholo Fomento, casau con Mantecosa Gotera. A la mujer lo conoció a la salida del biógrafo del pueblo, que al Pocholo lo dejaban entrar gratis porque era el que repartía los programas casa por casa, y eso a la muchacha la deslumbró, porque era como si el Pocholo perteneciera a la farándula, como si fuera artista, como quien dice una estrella de cine, que para ser norteamericano lo único que le faltaba era hablar. El Pocholo era un peligro, porque donde caía el Pocholo, ahí el Pocholo se ponía a contar alguna cinta de biógrafo y no había quien lo parara. Y una vuelta el Pocholo cayó por el boliche El Resorte, pidió una gaseosa, le sirvieron una cañita, y al primer trago ya arrancó a contar. Como era la primera vez, la gente del boliche lo respetó y algunos hasta se interesaron, en especial la Duvija, porque para ella los artistas eran una cosa soñada como adelgazar comiendo de todo. Y el Pocholo contó una de aventuras, del biógrafo catástrofe, que según él, traducida al castellano se llamaba “No dejemos que abuelita se suba al techo”. Cuando le preguntaron cómo era, él contó:
– Se trata de una vaca holandesa que la llevan pa un concurso de café cortado y con espumita, pero en los cuernos de la vaca llevan un contrabando de diamantes y los agarra una tormenta a trescientos mil metros de altura.
– ¿Cuántos metros dijo el señor?.
– Pongalé mil y pico. La cosa es que los agarra bruta tormenta, y la azafata se pelea con el piloto porque le encuentra una foto de la mujer y los nenes, y pa vengarse le afloja un tornillo al avión, y cuando les pasa un rayo cerquita se le cae un ala y la vaca se pone nerviosa por el zarandeo y porque se apuna, porque la vaca no es bichito de altura. Ahí el avión se llena de pánico hasta los topes y la gente grita mientras una monja reza, un nene muerde un osito hasta que el osito lo muerde al nene, y aparecen unos músicos y tocan el viejo tema “Agarrate Catalina que vamos a galopar”, de un recordado autor anónimo de grandes éxitos.
En el Resorte había una calma chicha, de las que asustan porque son señales de que la cosa se viene. Y el Pocholo siguió contando que la vaca se mareaba, y que en una sacó la cabeza por una ventanilla y desde una avioneta le manotearon los cuernos con los diamantes, y de repente se le entreveró con otra película y resulta que la vaca era un espía ecuatoriano disfrazado para matar a Robert de Niro que era una viejita que vivía en un sótano con un sobrino de Superman que había sido piloto de un Jumbo 707 en la primera guerra mundial. Y hasta ahí nomás lo dejaron contar, porque Rosadito Verdoso le reventó un par de higos en la frente, lo sacaron para fuera y se acabó la función. Después, el tape Olmedo comentaba.
– Se lo merecía, porque los animalitos vacunos no son pa juguete.
El fumigador, que había llegado a pedir un vaso de agua porque era la hora de la pastilla, agregó:
– Y los aeroplanos tampoco.
FIN
Soledad Medina y Nicole Boutrón ilustraron el cuento "El matero"
Soledad Medina y Nicole Boutrón ilustraron el cuento “El matero”
Ilustración del cuento "Uno con ruedas" hecha por Carolina Cano y Lucía Flores

Ilustración del cuento "Uno con ruedas" hecha por Carolina Cano y Lucía Flores

Collage de Pamela Martínez, sobre el Boliche EL RESORTE

Collage de Pamela Martínez, sobre el Boliche EL RESORTE

En la cuadernola de Sebastián Rodríguez, quedaron estos trazos sobre "Pollo ecológico"

En la cuadernola de Sebastián Rodríguez, quedaron estos trazos sobre "Pollo ecológico"

Boliche EL RESORTE, según Celia Sanchis, Florencia Portillo y Lucía Pérez

Boliche EL RESORTE, según Celia Sanchis, Florencia Portillo y Lucía Pérez

Texto y contexto

A la hora de entender y analizar en profundidad un texto literario, es necesario tener en claro, como punto de partida, una serie de aspectos, tanto del texto como del contexto.

Aquí tienes una guía de la información imprescindible a obtener y aprender:

SOBRE EL TEXTO:

  • Género literario y subgénero
  • Estructura externa (partes de que está compuesto: cómo fue dividido por el autor –se aprecia en el índice–)
  • Estructura interna (momentos por los que pasa el desarrollo del texto)
  • Contenido (determinación del tema si se trata de un poema, del argumento si es una obra narrativa, del conflicto si es de género dramático)
  • Trascendencia en su tiempo y más allá de su época
  • El original y su traducción: ¿mantiene la traducción que estoy empleando la misma forma que el original? ¿Qué cambia?
  • ¿Con qué propósito fue creado?

ACERCA DEL CONTEXTO:

  • Ubicar la obra en el tiempo: saber el año y por lo tanto el siglo en el cual se creó. Conocer las características de la época a la cual corresponde ese texto. Si está enmarcado en una corriente, escuela o movimiento literario, poder mencionarlo y saber sus características más destacadas.
  • Ubicar la obra en el lugar
  • Conocer al autor, respondiendo a estas preguntas:
  • ¿Es anónimo? ¿Tiene nombre real, seudónimo? ¿Su nombre aporta algún dato?
  • ¿Dónde y cuándo nació? ¿Qué formación tiene? ¿En qué lengua escribe? ¿Con qué cultura? ¿Qué le influyó? ¿A qué se dedica? ¿Qué ideología profesa? ¿Qué opiniones tiene? ¿Milita en algún partido político, religión o asociación?
  • ¿Qué otros textos suyos trascendieron? ¿A qué género pertenecen? ¿Fueron anteriores o posteriores al que trabajaremos? ¿Qué propósito perseguían?
  • ¿Cómo valora la sociedad a este autor? ¿qué se piensa de él o ella? ¿Por qué se destaca?

 

“Cándido” de Voltaire

El siglo XVIII fue uno de los períodos fundamentales para la evolución de la civilización occidental, pues en el mismo se modelaron decisivamente las pautas intelectuales, sociales y políticas del mundo en que vivimos. Fue un momento de revolución ideológica que generó un replanteo existencial que habrá de culminar en lo político con la instauración de la burguesía como clase dominante, y en lo cultural con la aparición de formas artísticas que revolucionan el concepto mismo del arte.

El verdadero punto de partida de este movimiento, conocido indistintamente como Ilustración, Enciclopedismo o Iluminismo se encuentra en el Renacimiento (siglo XVI) y los factores decisivos son la prosperidad creciente de la clase media (producto de la disolución de la economía feudal) y los amplios horizontes que se han abierto gracias a la llegada a América y la conquista de pueblos lejanos y extraños.

Se coloca en escena el elemento que será motor de lo que vendrá en adelante: la razón, como el elemento privilegiado para la captación de la realidad y para comprenderla. “Todo lo real es racional y todo lo racional es real”, según postuló Hegel más tarde.

El máximo representante del racionalismo es Descartes (1595-1650) quien expresa: “¿Qué soy yo, pues? Yo soy una cosa que piensa”, afirmando desde allí a la racionalidad como el verdadero sentido de la existencia, en su muy conocido, “Pienso. Luego, existo”

Hasta entonces, el ser humano vivió en base a lo que determinaba su creencia religiosa, y sintió aversión por la duda, temor a contradecir y en cambio a partir de este momento se producen “las felices bodas del intelecto con la naturaleza de las cosas”. Nace entonces un nuevo hombre: el hombre ilustrado. Éste, asumiendo su carácter de hombre frente a la autoridad que lo aplastaba (la Iglesia, el señor feudal, etc.) y guiado por su razón busca más allá de los mitos y leyendas, el verdadero sentido de su realidad interior y de la realidad material que lo rodea.

Voltaire fue el mayor representante de la rebeldía sociopolítica, en tanto el  hombre clave en el campo de las ciencias fue Newton. Frente a las viejas concepciones aristotélicas, restringidas aún más durante la Edad Media, Newton habrá de presentar la imagen de un universo matemático, sometido a leyes que sólo la razón puede descubrir y al cual no rige ninguna finalidad moral, y que lejos de estar regulado por alguna fuerza superior , funciona con el automatismo y la precisión de un reloj.

POSTULADOS BÁSICOS DE LA IDEOLOGÍA DE LA ILUSTRACIÓN

1)      La razón es un método infalible para llegar a la verdad, operando como purificadora de las impresiones que reciben nuestros sentidos.

2)      El ejercicio de la razón debe producir un modo de vida justo y acorde para todos los hombres.

3)      La sociedad y la naturaleza tienen un orden legal y matemático que el hombre puede y debe conocer mediante el ejercicio de la ciencia.

4)      No existe ninguna depravación originaria (pecado original) inherente a la naturaleza del hombre. Es posible una infinita perfección de la naturaleza humana individual y social si los hombres siguen los dictados de la razón.

Estas características favorecieron la aparición y afianzamiento de un público lector, que sentía a esa actividad como una costumbre y una necesidad.

La vida social  y cultural de las clases alta y media alta se traslada desde la Corte a París. Se da un cambio por el cual la antigua nobleza se ve desplazada por la burguesía. Esta clase social es la consumidora más importante de los nuevos productos culturales. Los centros de reunión son los salones, los cafés y los clubes. Los salones tienen un papel destacadísimo en la difusión de las nuevas ideas, porque en ellos es precisamente donde van siendo elaboradas, discutidas y desde allí irradiadas al resto de la sociedad. En los salones reina la conversación brillante, el juego de ingenio, la galantería, los placeres refinados. Toda la etapa inicial de la carrera de Voltaire se cumple precisamente en este ámbito.

IMPORTANCIA DE VOLTAIRE 

Se ha dicho que si el siglo de XVII fue el siglo de Luis  XIV, el siglo XVIII fue el de Voltaire y es cierto que ningún genio representa mejor esta época brillante y activa.

La afirmación se debe a que en el siglo XVIII se despertó y enriqueció la burguesía y Voltaire es un burgués rico; fue el siglo durante el cual se desarrollaron, siguiendo un método nuevo, las ciencias de la naturaleza, y Voltaire es un curioso de todas las ciencias; fue el siglo en que las instituciones religiosas, monárquicas y aristocráticas sufrieron una completa transformación y Voltaire es un reformador. Además, defiende las doctrinas nuevas con un ingenio endiablado y expresa las ideas favoritas de su tiempo de la manera más clara y divertida.

En este link puedes leer la biografía de Voltaire.

Éste es un artículo incluido en el sitio Buenas tareas, que te presenta la obra y sus principales personajes. CANDIDO O EL OPTIMISMO info para el blog

Aquí tienes el link a una versión digital del libro.